Prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación.

Jon Kabat-Zinn

Definimos  Mindfulness como una filosofía de vida que incluye la práctica de la meditación. Su apogeo es bastante reciente. Si bien muchas personas dicen que practican la meditación, en ocasiones es un concepto equívoco, por lo que antes de hablar del Mindfulness deberíamos definir qué es la meditación.

La  meditación es una actividad intelectual en la que se busca lograr un estado de atención centralizada en un objeto, sensación, sentimiento, en la respiración o  incluso en un pensamiento, a lo que denominamos ancla. Este estado se recrea en el momento presente y pretende acallar la mente de pensamientos. Cuando estos inevitablemente surgen, permite llevar de nuevo la atención con amabilidad y sin reproches de nuevo a ese anclaje de la atención.  Puesto que hablamos de foco atencional, también se conoce el Mindfulness como atención plena.

Mindfulness ha sido traducida al español en diferentes formas. Las traducciones más comunes son Atención Plena, Plena Conciencia, Presencia Mental y Presencia Plena/Conciencia Abierta entre otras.

La palabra Mindfulness es una de las primeras traducciones que se hicieron de la palabra “sati” en pali, un idioma vernacular similar al sánscrito que se hablaba en la época en que el Buda comenzó a enseñar hace 2500 años. Sati es la nominalización del verbo “sarati” que significa rememorar o recordar. Puesto que recordar es precisamente traer al presente, en su concepción última sati o mindfulness es la capacidad humana básica de poder estar en el presente y de recordarnos estar en el presente, es decir, constantemente estar volviendo al aquí y ahora.

El Mindfulness consigue separar la persona de sus pensamientos para poder reconocerlos y poner en duda los patrones mentales, otorgando una gran importancia al aquí y el ahora mediante una atención total al momento presente.

Durante los últimos 40 años, la práctica de Mindfulness o Atención Plena está integrándose a la  Medicina y Psicología de Occidente. Es aplicada, estudiada científicamente y por ello reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados al estrés y mejora el bienestar general.

Kabat-Zinn, conocido referente mundial de Mindfulness por haber introducido esta práctica dentro del modelo médico de occidente hace casi 40 años, fundó la Clínica de Reducción de Estrés en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts. Allí familiarizó a los pacientes con la práctica de Mindfulness para el tratamiento de problemas tanto físicos como psicológicos, dolor crónico y otros síntomas asociados al estrés.

La atención plena nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona; cuerpo, mente y espíritu.

Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. La práctica de esta atención nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente.